Gamificación en la educación

Gamificación en el proceso educactivo

En el anterior post hablamos sobre cómo emplean la gamificación las empresas y hoy hablaremos sobre cómo se puede utilizar la gamificación en la educación. Recordamos que la gamificación consiste en utilizar mecánicas de juego en ambientes no lúdicos con el fin de conseguir un aprendizaje. No hay mejor manera de aprender para los niños que jugando, y así mejoran su relación entre ellos desde una edad muy temprana.

Las nuevas tecnologías en la educación

Las TIC han desempeñado un papel clave en este proceso de modernización educativa para almacenar y distribuir una gran cantidad de información a través de elementos electrónicos. Un ejemplo son las plataformas virtuales que ya tienen la mayoría de centros educativos y que cumplen con esta premisa de almacenar información y poder conectarse a ella desde cualquier dispositivo. De esta manera, los alumnos pueden acceder a todo el material, ejercicios o vídeos explicativos en cualquier momento. Es importante que los vídeos tengan cierto nivel de calidad ya que se suele aprender de una forma más inmediata a través del contenido audiovisual.

La forma de impartir clase ha cambiado para unos profesores que se tienen que adaptar a estos avances. Tanto e así, que está surgiendo formación especializada en estas tecnologías. De hecho, según el V Estudio sobre el uso de las TIC en la educación, el 79 % de los profesores encuestados defienden que deberían formarse tecnológicamente. Una buena solución puede ser el caso del Máster en tecnología educativa y competencias digitales que ofrece UNIR.

Beneficios para los estudiantes

Emplear la gamificación en la educación adecuadamente conseguirá grandes beneficios porque aumentará la motivación de los estudiantes a seguir aprendiendo. Antes de comenzar con cada juego es indispensable que quede totalmente claro cómo va a ser la dinámica. Con dinámica nos referimos a saber cuáles son las reglas del juego, de qué manera pueden conseguir los retos a los que se enfrentan y cuáles serán las recompensas al lograrlos.

Ahora veremos algunos de los beneficios de utilizar la gamificación para los estudiantes:

  • Crecerá su atención: el tener que estar viendo un vídeo o jugando para conseguir ganar, hace que los alumnos tengan una actitud más proactiva.
  •  Mejora la sociabilidad: muchos de estos juegos son cooperativos, por lo que necesitarán la ayuda de otros compañeros para realizarlos. Esto permite que aprendan a relacionarse y apoyarse entre sí desde edades tempranas.
  • Aprenden que siempre habrá dificultades: desarrollar una dinámica de juego en la que haya diferentes niveles les hará aprender que siempre surgen nuevos problemas a los que hay que enfrentarse aumentando su capacidad de ser resolutivos.
  • Probar, fallar y aprender: una de las mejores maneras para aprender es la técnica «prueba-error», aprendiendo de los errores para no volver a repetirlos con el fin de conseguir una retroalimentación continua.

La gamificación en la educación¿Qué aplicaciones utilizar?

Según los datos de Ofcom, el 86 % de los niños de Reino Unido de entre 8 y 16 años utilizan sitios web y aplicaciones recomendadas por sus profesores para completar el proceso educativo.  La gran pregunta: ¿Qué plataformas se recomiendan?

Para aprender de historia y geografía podemos emplear por ejemplo PlaceSpotting. Si queremos aprender de matemáticas la mejor opción es GCompris o Knowre,y otras plataformas relacionadas con las diversas áreas de la educación. Consulta este artículo de la Universidad UNIR donde se explica el funcionamiento de varias aplicaciones educativas.

Sin embargo, también existen videojuegos que no tienen una especialidad educativa marcada pero que son muy recomendados en el aula. Este es el caso de Minecraft Education, con el cual no se aprende específicamente de matemáticas o lengua, sino que permite el desarrollo de la creatividad, el pensamiento crítico y el trabajo en equipo. De hecho, el pasado 15 de junio tuvo lugar la 4ª edición de los juegos escolares Minecraft Education con alianza con la Universidad Francisco de Vitoria.

Por lo tanto,  una buena gestión y control por parte de los profesores,  permitirá crecer a los estudiantes viviendo en primera persona las evoluciones tecnológicas. Esto es muy importante ya que se estima que la mayoría de sus futuros trabajos estarán vinculados directamente con equipos tecnológicos.

Si te ha parecido interesante este artículo sobre la gamificación en la educación, te invitamos a que descubras cómo se usa el lenguaje inclusivo en la industria del videojuego y su localización.

Gamificación y cómo lo utilizan las empresas

la gamificación en las empresas

Los constantes avances tecnológicos hacen que surjan conceptos que hace 20 años no existían. De hecho, hoy vamos a hablar de uno que se calcula que surgió en 2010: ‘Gamificación’. Si acudimos a la RAE, vemos que no se recomienda la utilización de esta palabra debido a su poca transparencia semántica en español. En su lugar se aconseja la utilización del concepto ‘ludificación’ que es definida como la aplicación de técnicas o dinámicas propias del juego a actividades o entornos no recreativos para potenciar la motivación y la participación, o facilitar el aprendizaje y la consecución de objetivos.

¿Cómo pueden utilizar la gamificación las empresas?

En un mundo perfecto todos defenderíamos que lo ideal sería poder aprender de forma divertida. ¿Cómo se puede conseguir esto? Aplicando técnicas de jugabilidad a cualquier proceso diario para motivar a las personas a la hora de hacer tareas cotidianas y/o aburridas. Cada vez es más común que los trabajadores de una empresa se descarguen una aplicación para su móvil y que a través de juegos puedan incorporar conocimientos o valores que les vayan a resultar útiles en sus puestos de trabajo. Además, se persiguen otros objetivos como, por ejemplo, mejorar el compañerismo o la gestión de equipos. Lo más común es hacer preguntas tipo trivia y Kahoot es la plataforma más popular para esta tarea consiguiendo un aprendizaje y, tal y como explica la periodista McQuaig, la información entregada a través de lo gamificado se absorbe y retiene mejor.

Pongamos un ejemplo: una empresa tiene que explicar una nueva normativa que existe en su sector, pues realizar unos cuestionarios divertidos sobre sobre esta materia hará que el trabajador aprenda de forma más amena que simplemente leyendo un manual interminable de páginas. Una vez que se tenga claro la dinámica del juego se deben establecer unas recompensas para motivar a los empleados a que cumplan sus objetivos. Lo más habitual es establecer unos rankings y, a partir de ahí, conseguir determinados premios en función de tu posición. También están en auge los juegos cooperativos que hacen que los trabajadores tengan que unirse para completar alguna misión. Incluso, alguna empresa se anima con los juegos de realidad virtual y que se acompañan de risas garantizadas.

Resultados positivos de la gamificación en empresas

Otro aspecto fundamental es la mejora de la productividad. Según un estudio de eLearning aprendizaje, las aplicaciones móviles gamificadas incrementan la productividad entre los empleados en un 50 % y el compromiso con las empresas en más de un 60 %. Mejorar el compromiso es fundamental entre los jóvenes, pues una investigación desarrollada por Gallup concluyó que el 71 % de ellos sienten poco o ningún compromiso con la empresa en la que trabajan. Pero no pienses que porque la gamificación haya surgido hace una década es algo que solo defienden los trabajadores más jóvenes. El 97 % de los empleados mayores de 45 años  creen que la gamificación ayudaría a mejorar el ambiente en sus trabajos tal y como se puso de manifiesto en un estudio de FinancesOnline.

Gamificación en situaciones cotidianas

La pandemia ha hecho que esta «gamificación» llegue a nuestras actividades del día a día. Por ejemplo, cada vez se emplea más utilizar un juego de móvil en charlas o seminarios. Es una manera eficaz de mantener a los asistentes comprometidos, interesados y aprendiendo durante la actividad. Todo esto haciendo que el acto sea más divertido y pudiendo medir el conocimiento que hayan adquirido los asistentes.

La atención médica de los últimos 2 años ha sufrido un cambio radical, pues en la mayoría de los casos la hemos tenido que hacer de forma virtual a través de aplicaciones. Ha habido un cambio en el enfoque hacia los canales de comunicación para profesionales médicos, pacientes y población general. Ahora es habitual que los pacientes tengan que introducir en aplicaciones determinados datos o informar sobre sus dolencias y esperar una respuesta virtual que diagnostique cada caso. Esto ha supuesto un verdadero reto para todos, quizá no tan divertido como otros ejemplos de gamificación en empresas que hemos mencionado en este post.

El propio ejército de EE.UU. desarrolló un juego cuyo objetivo principal es el reclutamiento: America´s Army. A través del juego te introducirás en el día a día de un soldado y podrás comprobar por ti mismo si estás capacitado para ingresar en el ejército.

Otro proyecto muy interesante se desarrolló en Suecia. Consistió en la transformación de contenedores de reciclaje, que se iluminaban según la clase de residuo que debías introducir en cada uno. En función de lo bien que reciclases obtendrías unas recompensas u otras. Una grandísima idea para inculcar los valores  del reciclaje en la sociedad.

Si crees que la música puede ser un medio válido para desarrollar mecánicas de gamificación, puedes empezar aprendiendo a Cómo hacer un karaoke con Aegisub.

 

 

¿Por qué estudiar Traducción e Interpretación?

Grado de Traducción e Interpretación

La semana pasada se celebró la EvAU y los estudiantes están a la espera de conocer sus calificaciones para elegir definitivamente qué carrera estudiar. En este post te vamos a hablar sobre el grado de Traducción e Interpretación, una opción más que interesante teniendo en cuenta el crecimiento del proceso de globalización y relaciones internacionales en el que estamos inmersos. Cuando finalices el grado, podrás realizar tu trabajo con calidad y en diferentes campos temáticos, permitiendo que te puedas adaptar de forma eficiente y adecuada a distintas oportunidades laborales.

Espíritu aventurero y ganas de conocer nuevas culturas

La pasión por aprender idiomas es algo más que obvio, pero no basta con que simplemente te guste aprender el idioma como tal. Deberás empaparte de su cultura, instituciones, literatura, historia, geografía o, incluso, conocer aspectos tan cotidianos como su gastronomía o particularidades demográficas. De este modo, durante la carrera tendrás que cursar asignaturas tales como civilización inglesa o intermediación cultural.

Además, se te presupone un gran espíritu aventurero que te motive a viajar a diferentes países para conseguir mejorar tu nivel en ese idioma. Conocerás la cultura desde dentro y establecerás relaciones con personas nuevas y aprenderás muchísimas cosas que no encontrarás en los manuales de traducción e interpretación. Viajar es, sin duda alguna, una de las mejores maneras de poner en práctica lo aprendido para un intérprete. Por lo tanto, vivir la experiencia Erasmus es casi obligatorio. Puedes leer el artículo de nuestra compañera Alba en la que explica su experiencia de Erasmus.

También es recomendable que te lances a relacionarte con otras personas para mejorar tus capacidades comunicativas tanto de manera oral como escrita. Adquirir un gran dominio orador es fundamental en esta sociedad en la que cada vez todo está más globalizado. De hecho, cada vez más empresas requieren de personas con el grado de Traducción e Interpretación para establecer conexiones con empresas del extranjero gracias al dominio de idiomas. Si eres una persona sociable y aprendes otros idiomas, tendrás unas herramientas estupendas para poder dedicarte al mundo del comercio internacional haciendo que personas con lenguas maternas diferentes se entiendan y alcancen acuerdos comerciales, una labor muy gratificante como intermediador cultural y económico.

Innovaciones tecnológicas y del lenguaje

El mundo de la traducción está en constante cambio debido a las innovaciones continuas en la tecnología (mayor oferta de plataformas de contenido streaming o mejoras en la velocidad de conexión a internet) y el lenguaje (en su forma más activa y representativa como es el habla e idiolectos de sus hablantes). Uno de estos último sería uno de los temas de mayor calado últimamente, como es ‘El lenguaje inclusivo’.

Cursar el grado de Traducción e Interpretación no implica limitarte a ir a clase y hacer las tareas y trabajos que te manden los profesores. Realizar otras actividades complementarias al grado es esencial para que te conviertas en un gran profesional. Dentro de estas actividades se encuentran la realización de cursos, la asistencia a seminarios y eventos organizados por entidades o asociaciones relacionados con la profesión, como ANETI. Desde el punto de vista temático, la suma de todos los catálogos de cursos y actividades formativas no puede ser más variada. Proliferan los cursos sobre aspectos profesionales, marketing, gestión de proyectos, localización de videojuegos y, herramientas TAO, entre otras muchas. Realizar cursos que te permitan adquirir conocimientos sobre programas informáticos también es de gran importancia. Aquí te dejamos un ejemplo de una herramienta de traducción de la que muy probablemente hayas oído hablar: SDL Trados.

Formación complementaria y salidas profesionales

Además de todo lo que puedas aprender en estas actividades, la mayoría de ellas te proporcionará un certificado académico. Esto enriquecerá tu currículum y podrá convertirse en un elemento diferenciador a la hora de encontrar trabajo. Algunas de las empresas o institutos que ofertan cursos formativos para traductores e intérpretes son: AulaSic, Tragora o el reconocido Instituto Superior de Estudios Lingüísticos y Traducción, conocido por sus siglas como ISTRAD.

Otra parte fundamental de esta actividad es empezar a relacionarte con profesionales de la traducción. Quizás con estas personas puedas colaborar en proyectos o puedan ayudarte en tu futuro laboral. Conocer la experiencia de los ponentes en estos encuentros te ayudará a decidir por dónde quieres encaminar tu carrera como traductor o intérprete. Estas salidas pasan por dedicarte a la docencia, especializarte en el sector editorial, trabajar en el mundo del doblaje y la subtitulación, traducir páginas web o localizar videojuegos, entre otras muchas más.

Recuerda que todos los conocimientos y habilidades son imprescindibles para un traductor e intérprete, pero una buena actitud y motivación a la hora de trabajar te potenciará exponencialmente como profesional.

Si te ha parecido interesante este post, te invitamos a que leas ‘Máster en traducción e interpretación’.

 

Máster en Traducción e Interpretación

traducción e interpretación

En la época del año en la que estamos, muchos estudiantes de 4º del Grado de Traducción e Interpretación ya habrán acabado los exámenes finales, estarán realizando prácticas o ultimando la entrega del TFG. Se aproximan al final de su formación académica y, sin duda, se trata de una de las etapas que más te marca en la vida: la etapa universitaria. Pero te preguntarás, ¿y ahora qué?

Seguro que esta pregunta está en la mente de muchos de estos estudiantes. La formación que se imparte en los grados ha mejorado con el paso de los años, pero muchos estudiantes siguen alegando que esta formación académica no siempre proporciona todas las herramientas necesarias para enfrentarse al mundo laboral que les espera. La realidad es que un traductor o un intérprete, una vez adquiridas las competencias, destrezas y habilidades desarrolladas durante su formación de grado, aprenderá a traducir traduciendo y a interpretar interpretando.

Sin embargo, es imprescindible ser conscientes de que esta formación requiere de una aprendizaje continuo. Juan Goberna Falqué, doctor en el Departamento de traducción e interpretación de la Universidad de Murcia, explica que el aprendizaje continuo le permitirá al traductor seguir adquiriendo conocimientos a lo largo de toda su carrera para convertirse en un profesional mejor cualificado.

¿Por qué estudiar un Máster?

La tasa de desempleo de los titulados universitarios son elevadas en nuestro país si lo comparamos con la media que presenta la Unión Europea. Esto se debe a los problemas estructurales de nuestra economía, que se han visto agravados con la pandemia de la covid-19.

A continuación te mostramos la tasa de empleo de los titulados universitarios. Para su elaboración se ha tenido en cuenta a las personas que poseen un titulo universitario y tienen entre 21 y 34 años.

                                          Fuente: Eurostat

La situación para los recién graduados es bastante complicada dentro de un mercado laboral que ha sufrido una gran caída en los últimos años. En el siguiente gráfico se mostrará el tiempo que tarda en encontrar su primer empleo, sin tener en cuenta a aquellos estudiantes que ya tenían empleo mientras estaba en la universidad (20%).

                                                 Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Podemos ver que la realidad social en la que estamos nos empuja a seguir formándonos una vez que finalizamos nuestros estudios de grado. Y ante el abanico de opciones que tenemos, la más recomendable es realizar un máster.

Si acudimos alBarómetro de empleabilidad y empleo universitarios, que se publicó en 2018, observamos como el 82% de los encuestados afirma tener trabajo una vez finalizado el Máster. Además, la mitad de los estudiantes con Máster no ha estado en paro una vez que encontró su primer empleo. A continuación te mostramos el tiempo medio que tardas en encontrar trabajo una vez que finalizas tus estudios de Máster.

                                               Fuente: Barómetro de empleabilidad y empleo universitario

Puedes leer las experiencias de Dani y Alba, que pudieron entrar a formar parte del equipo de Intrawords tras realizar sus respectivos másteres.

Decide qué Máster es el adecuado para ti

Si te decantas por cursar un Máster en traducción e interpretación, hay una serie de factores que debes tener en cuenta. El primero es saber si se trata de un máster oficial o propio. Existen varias diferencias entre ellos. Te lo resumimos a continuación:

  1. El Máster oficial te proporciona una iniciación en tareas investigadoras que podrás seguir desarrollando más adelante con la realización del doctorado. En el caso de realizar un Máster propio, este no te abrirá las puertas directamente a hacer posteriormente un doctorado, sino que será el comité de doctorado quien deba evaluar la validez e idoneidad de dicho titulo como acceso a estos estudios de tercer ciclo.
  2. En oposiciones o concursos a la Administración pública, los másteres oficiales se bareman con una puntuación mayor que los propios.
  3. Solo puedes optar a las becas de ayudas para el estudiante que otorga el Estado (Beca MEC) en el caso de cursar un máster oficial. Aunque los másteres propios también ofrecen otro tipo de becas o descuentos.

Si quieres saber más sobre las regulaciones de los másteres, consulta el Real Decreto 1393/2007, de 29 octubre. 

Generalización VS Especialización

También es importante que determines si vas a hacer un Máster generalista o especializado. El generalista tiene un plan de estudios que no difiere mucho de los del grado. Tiene como objetivo principal una mayor especialización del alumno como traductor profesional. Esta opción puede ser interesante para aquellos estudiantes que no quieren especializarse en ningún ámbito en concreto. De esta manera, amplían y mejoran su formación como traductor o intérprete en general.

Sin embargo, existe una mayor demanda en los másteres especializados en algún ámbito en concreto. En los últimos años, los másteres centrados en traducción especializada en el ámbito audiovisual, traducción literaria y transcreación son los más demandados entre los estudiantes. Aunque otras especializaciones como la traducción institucional o la traducción sanitaria también es bien recibida por parte de los alumnos.

Si quieres conocer los distintos másteres sobre traducción e interpretación que tenemos en nuestro país, además de información sobre ellos, precios, modalidad, localización, etc. Consulta la página de NextPlayz.

Recuerda que a la hora de decidir qué máster hacer, es fundamental tener en cuenta los conocimientos y habilidades que aprenderás en ese máster. Si no tienes claro qué máster hacer o simplemente quieres realizar el máster para rellenar tu currículum, recuerda que el máster te va a suponer un desembolso económico y dedicación de tiempo considerable.

¿Seguro que no has cometido alguno de estos cinco errores en tus traducciones?

errores en tus traducciones

En esta ocasión, retomamos los tutoriales para recopilar algunos de los errores más comunes que cometemos y pueden llegar a deslucir nuestras traducciones. ¿Estáis preparados? ¡Hagan sus apuestas!

Estructuras utilizadas habitualmente pero poco recomendables

Los ejemplos reales que te dejamos en este punto son muy representativos de cómo la prensa, que sirve de modelo a gran parte de la sociedad, ha hecho que se extiendan usos poco recomendables o incluso incorrectos de algunas estructuras gramaticales.

  • Sustantivo + a + infinitivo: este tipo de estructuras son calcos del francés, o galicismos, que, por no ser propias de nuestra lengua, se recomienda evitar. En su lugar, podemos utilizar las preposiciones para, que o por.

La competencia y el desarrollo de programas entre países es uno de los temas a tratar

En este caso, habría sido más adecuado utilizar «temas por tratar».

  • En base a: el uso de este italianismo, aunque tan extendido que ya no es censurable, puede ser evitado con construcciones como en función de, según o con base en.

Bruselas propone un fondo anticrisis que se active en base a la tasa de paro

Lo más adecuado habría sido utilizar «en función de la tasa de paro».

  • Uso anafórico de el mismo o la misma: se utilizan de forma habitual para referirse a elementos mencionados antes en un discurso. Sin embargo, este uso anafórico de mismo está desaconsejado por la RAE, por lo que en su lugar utilizaremos los demostrativos, posesivos o pronombres personales correspondientes.

(…) el Sevilla crece año tras año aunque salgan del mismo los mejores futbolistas

Aquí, se debería haber utilizado «aunque de este salgan».

Calcos del inglés

Otro de los problemas que debemos evitar en nuestras traducciones son aquellos derivados de la influencia del inglés en nuestra lengua. Para ello, centramos la atención sobre algunos de los calcos más habituales y otras estructuras poco naturales que solo usamos por la fuerte influencia que recibimos del inglés.

  • Cuando dudes si es un calco, compruébalo, ya que puedes estar ante un false friend y, aunque algunos de ellos, como actually, realize, etc., entran dentro del grupo de los más conocidos, podemos encontrarnos con otros no tan fácilmente identificables. ¡Hacer una comprobación nunca está de más!
  • Por otro lado, debemos tener cuidado con los calcos sintácticos, es decir, copiar la estructura sintáctica del inglés en nuestra traducción al español. Por ejemplo, no es extraño escuchar «para ser honesto» en lugar de «a decir verdad» o «para ser sincero», debido al inglés to be Debemos buscar la naturalidad en la lengua meta.
  • No uses demasiados adverbios acabados en -mente: la influencia del inglés no solo da como resultado falsos sentidos, sino que también afecta a la naturalidad de nuestros textos y, en definitiva, a nuestro estilo (desde luego, su uso está totalmente desaconsejado en subtitulado). Los adverbios acabados en – ly se utilizan muy a menudo en inglés. No obstante, los adverbios acabados en – mente del español no son tan frecuentes ni naturales.

Ortotipografía

Cuando traducimos del inglés, es importante tener en cuenta que las reglas ortotipográficas en este idioma son diferentes de las del español. Por tanto, conviene conocer y distinguir unas y otras para no confundirnos en nuestras traducciones:

  • Signos de puntuación: desde la experiencia, podemos asegurar que una coma puede cambiar el significado de una oración, dependiendo de su posición en la oración. Es importante, por tanto, seguir el ritmo natural de las oraciones en español y utilizar correctamente los signos de puntuación.
  • Mayúsculas vs. Minúsculas: en idiomas como el inglés, el uso de las mayúsculas es más frecuente que en el español, por ejemplo, en los nombres de los días de la semana, meses, estaciones del año, cargos, etc. Debemos prestar atención a estas diferencias para no introducir letras mayúsculas que no correspondan en español.
  • Abreviaturas, siglas, acrónimos y símbolos: es importante no perder de vista estos elementos, que a veces pueden ser los mayores olvidados, ya que suelen contar con un equivalente en español. Conviene recordar también la necesidad de usar la puntuación correcta de estos elementos.

Usos incorrectos del gerundio

En inglés, las estructuras sintácticas con la forma no verbal –ing son muy utilizadas, por lo que, al traducirlas al español, tendemos a utilizar una estructura con gerundio. Sin embargo, esta solución no siempre es tan natural o correcta en español.

No obstante, disponemos de otras estructuras o soluciones en nuestra lengua que son equivalentes al significado de la forma –ing: conectores textuales, adverbios para expresar posterioridad o cualidad u oraciones de relativo, entre otras. Por ejemplo, ¿cómo reformularíais las siguientes oraciones?

Estableció primero su residencia en Madrid yéndose dos años después a Sevilla.

Se publicó un aviso informando del error.

Por último, cuando se produzca ambigüedad debe evitarse el uso del gerundio, a pesar de que su uso sea correcto estilísticamente.

Anteposición innecesaria de adjetivos

Como ya sabemos, en español, el adjetivo se coloca detrás del sustantivo al que acompaña y modifica, salvo algunas excepciones, como en el caso de la poesía o si denotan un significado diferente dependiendo de su posición.

Sin embargo, ¡cuidado! En inglés, por regla general, los adjetivos se colocan delante del sustantivo al que acompañan, por lo que no es extraño que, en ocasiones, pequemos de esta colocación en nuestras traducciones por influencia del idioma anglosajón.

Por último, no queremos dejar pasar la oportunidad de mencionar otros casos más empíricos y llamativos. Por ejemplo, cambiar “cuanto más…” por “contra más…” (aunque la expresión “entre más” se encuentra aceptada en algunos países como, por ejemplo, México); “a bote pronto” es una expresión que se suele deformar en el lenguaje oral, por lo que podemos encontrarnos “a voz de pronto”, entre otras; la forma impersonal “ha habido mil casos de…” se usa erróneamente en plural: “han habido mil casos de…”. Otro ejemplo es añadir una ese al final de la desinencia verbal de la segunda persona del singular: “escuchastes”, “dijistes”, entre otros.

Después de haber leído este post, ¿en cuántos de estos errores habíais caído de manera inconsciente? ¡Esperamos que podáis aplicar estos traduconsejos en vuestros proyectos de traducción! Te esperamos en nuestra próxima publicación.

 

Aquí te proponemos dos enlaces para que puedas despejar todas las dudas sobre el uso de las mayúsculas en español.

Encontrarás más traduconsejos en nuestro blog para perfeccionar tus traducciones.

Tutorial de Xbench para detectar inconsistencias

xbench

Xbench es una potente herramienta de gestión terminológica y control de calidad imprescindible para todo traductor. Por un lado, te servirá para consultar diferentes memorias y archivos al mismo tiempo. Y, por otro, los diferentes controles de calidad que ofrece te ayudarán a salvar inconsistencias o dar variedad a archivos repetitivos.

Por si fuera poco, tienes una versión gratuita de Xbench muy completa que puedes descargar en la página oficial.

Control de inconsistencias con el QA de Xbench

Para esta píldora vamos a concentrarnos en uno de los muchos controles de calidad de Xbench con un fin muy específico. Veremos cómo la detección de inconsistencias en el source y en el target también sirve para dar variedad a un archivo repetitivo.

En este caso tenemos un archivo de frases recurso de más de 27 000 palabras en el que fácilmente podrían colarse coincidencias parciales mientras traducimos. Al tratarse de un archivo con frases genéricas, los segmentos son muy similares entre sí; y si a esto añadimos lo repetitivo que a veces resulta el inglés, dar riqueza a estas frases recurso dependerá en gran parte del traductor. Lo que pone sobre este una gran responsabilidad, pues de la naturalidad y riqueza de las traducciones dependerá la inmersión de los jugadores de la versión localizada.

Instrucciones para el QA

1) Lo primero que debemos hacer es crear un nuevo proyecto de Xbench al que añadiremos el archivo de traducción que previamente hemos trabajado en nuestra herramienta TAO. Es muy importante añadir este y no el archivo generado como traducción de destino; de hecho, Xbench es compatible con formatos como ITD, SDLXLIFF o XLIFF entre otros.

xbench

Para las tareas de QA es muy importante marcar «Ongoing translation»

2) Una vez cargado el proyecto, vamos a la pestaña QA para configurar los controles según nuestras necesidades. En la imagen podemos ver la cantidad de controles de calidad disponibles en Xbench, pero para nuestro caso solo nos interesa marcar las casillas «Inconsistency in Source» e «Inconsistency in Target». Cuando configuremos el QA, haremos clic en «Check Ongoing Translation» para generar el informe.

xbench

Debemos marcar «Exclude ICE Segments» para que no se incluyan los contextos en el QA

3) Si lo hemos hecho bien hasta este punto, deberíamos tener un informe que muestre todos los segmentos con inconsistencias en el origen e inconsistencias en el destino.

Inconsistencias en el origen

De los dos tipos de inconsistencia con que estamos trabajando, esta es la más grave y la que nos llevará más tiempo subsanar. Estas inconsistencias se deben a la autopropagación de coincidencias parciales a lo largo del archivo. Estas autopropagaciones pueden parecerte despistes fáciles de evitar si estás bien atento. No obstante, con los plazos con que se trabaja en localización y en archivos de este tipo, es mucho más común de lo que piensas. Por ejemplo, en la última de las inconsistencias de la lista tenemos una autopropagación entre el segmento 939 y 9633, entre los que probablemente hubo día de trabajos de diferencia.

Si no detectamos estas inconsistencias, básicamente entregaríamos al cliente la misma traducción para segmentos diferentes. Así que no hay excusa para no cubrirse las espaldas con los controles de Xbench antes de entregar un archivo de estas características y volumen.

xbench

Inconsistencias en el destino

Las inconsistencias en las traducciones de destino no son tan graves, pues en el caso de un archivo como este podrían incluso darle más riqueza al resultado final en caso de que el original sea demasiado repetitivo —aunque esto es algo que solo haremos si el cliente nos lo pide—. En cualquier caso, si no se nos dice lo contrario, la mejor opción es dar consistencia a estos segmentos para que las memorias de traducción que generemos sean uniformes.

xbench

Esperamos que hayas aprendido mucho con este tutorial y te animamos a investigar el resto de funciones de Xbench para sacarle el máximo partido a esta gran herramienta.

Si te ha gustado este tutorial y quieres aprender más sobre traducción audiovisual y localización, infórmate sobre nuestros cursos (próximamente).

Si estás interesado en nuestros servicios de localización y traducción audiovisual, visita nuestra página de servicios.

Cómo editar fotos: Traducción de páginas web en HTML III

cómo editar fotos

Hoy completamos la serie de tutoriales para localizar páginas web en HTML con la tercera y última entrega, en la que te enseñamos cómo editar fotos con Photoshop.

Si te acabas de unir a esta serie, no te pierdas las dos primeras publicaciones en las que tratábamos la estructura de carpetas y el texto traducible. Junto con la localización de imágenes, conocer el funcionamiento de las carpetas y saber reconocer el texto traducible es imprescindible para localizar por completo una página web en HTML.

Por qué debería aprender cómo editar fotos

En un sector eminentemente visual es cuestión de tiempo que, como traductores, nos encarguen la localización de una página web al completo, lo que incluye tanto sus elementos textuales como las imágenes que la componen. Muchas de estas imágenes tendrán texto incrustado y, lógicamente, saber cómo editar fotos será necesario para traducir estos textos y conseguir una localización integral.

¿Qué necesito para empezar?

Nosotros recomendamos trabajar con Photoshop. Si bien es cierto que no es un programa gratuito, la diferencia en los resultados y la forma de trabajar merece la inversión. En cualquier caso, te animamos a descargar la versión de prueba de Photoshop de la página de Adobe y decidir tú mismo. Si prefieres una opción sin costes, puedes conseguir un resultado similar con GIMP, un programa libre de edición de imágenes que se presenta como la principal alternativa gratuita a la herramienta de Adobe.

Cómo editar fotos con texto incrustado

Para este tutorial tomamos como ejemplo el tipo de edición que presenta más dificultades, pero no por ello menos común; el de imágenes con texto incrustado y fondo complejo, y en el que el cliente no dispone de los archivos originales de la composición.

Cuando aprendamos a resolver esta situación, sabremos cómo editar fotos en cualquier otro caso:

  • Si recibimos el archivo de la composición en PSD tan solo tendremos que editar la capa o capas de texto.
  • Si recibimos un archivo de imagen con texto, pero este está incrustado sobre un fondo simple, podremos editar el texto sin utilizar el Tampón de clonar, eje del tutorial que nos ocupa.

Tras estas consideraciones previas, aquí tenemos la imagen con texto incrustado y fondo complejo que vamos a localizar y los pasos que debemos seguir:

1) Organización de las capas de trabajo

Una vez hayamos abierto el archivo de imagen en Photoshop, iremos al panel Capas y haremos clic con el botón secundario en la capa Fondo para duplicarla.

Esta copia será sobre la que trabajaremos, por lo que tenemos que asegurarnos de tenerla seleccionada siempre. Esta forma de trabajar es más segura y nos sirve para no perder la referencia de la posición original del texto.

2) La herramienta Tampón de clonar

Una vez tengamos una copia de la imagen en forma de nueva capa, es hora de entrar en materia. Lo primero es borrar el texto de la imagen sin afectar al fondo que habría detrás. Para ello utilizaremos la herramienta Tampón de clonar de Photoshop.

Tendremos que marcar el área que queremos replicar con la tecla Alt y utilizar el pincel para reproducirla en otras zonas.

Aquí vemos la herramienta Tampón de clonar en acción y algunas de las opciones que podemos ajustar, como el tamaño del pincel o el área que replicar

Este proceso tiene que llevarse a cabo con cuidado y de un modo casi artesanal; si cuando ya te sientes cómodo con la herramienta notas que estás marcando constantemente el área para replicar, vas por buen camino. Cuando borremos por completo el texto, deberíamos tener una imagen limpia como la siguiente:

3) Cómo insertar el texto traducido

Ahora en Photoshop deberíamos tener dos capas: la capa Fondo con la imagen original y la copia de esta con la imagen limpia. Si es así, el paso siguiente será insertar un cuadro de texto en la misma posición que el texto original. Esto se consigue mostrando de forma temporal la capa Fondo y situando el nuevo cuadro de texto encima del texto anterior.

A continuación, según si el cliente nos ha proporcionado la tipografía original o no, tenemos dos opciones:

  • Si disponemos de la fuente, tan solo tenemos que instalarla en nuestro PC con el archivo OTF o TTF, y usarla en el nuevo cuadro de texto creado en Photoshop.
  • Si no disponemos de la fuente original y no sabemos cuál es, la mejor solución es buscar fuentes similares y ofrecer al cliente varias alternativas. Esto es lo más acertado siempre y cuando se mantenga la comunicación con el cliente y sea imposible recuperar la fuente original. En nuestro caso, hemos utilizado Google Fonts para buscar otras fuentes en la sección de Handwriting, y hemos preparado varias alternativas parecidas a la foto original. Esto no te llevará mucho tiempo porque la imagen ya está limpia y solo tendremos que hacer tantas copias del cuadro de texto como queramos, en función de las fuentes que vayamos a usar.

cómo editar fotos

Cuando sepas cómo editar fotos, solo te faltará renombrar los archivos respetando la estructura de carpetas original para no romper ningún enlace y habrás conseguido una localización integral de una página web en HTML.

Si estás interesado en la localización web, no te pierdas las otras dos partes de esta serie en las que hablamos de la estructura de carpetas y el texto traducible.

Si estás interesado en nuestros servicios de localización, visita nuestra página de servicios.

Traducción de páginas web en HTML II: el texto traducible

intraword localización de páginas web

Aquí os traemos la segunda publicación de la traduserie para aprender localización web gratis en HTML utilizando software libre. Ya hemos aprendido las peculiaridades de la estructura de carpetas de un sitio web escrito en lenguaje HTML y, sobre todo, a diferenciar qué archivos son los importantes cuando nos enfrentamos a este tipo de proyectos.

Como ya vimos en esta primera entrega del tutorial de localización web gratis en HTML, solo tenemos un archivo con el que debemos trabajar (index.html), pues este se corresponde con la sección principal de la página, que será la que utilicemos para el ejemplo. No obstante, en un encargo de este tipo es normal que cada sección del sitio web se corresponda con un archivo HTML y que tengamos que traducir más de un archivo.

Los editores de texto para lenguajes de programación

Este tipo de programas tienen funciones básicas de edición de texto sin formato, similares a las del Bloc de Notas, con el añadido de detectar cuándo se ha escrito en un lenguaje de programación. Así, la herramienta reconoce la sintaxis de dicho lenguaje y lo resalta, colorea, delimita y divide en bloques de un modo muy visual e intuitivo.

De entre todos los programas de este tipo, Notepad++ y Sublime Text destacan sobre el resto. Para el ejemplo que nos ocupa, vamos a trabajar con Notepad++. Sin embargo, te animamos a instalar los dos y familiarizarte con ellos.

El texto traducible de un HTML

Una vez instalado, lo único que tenemos que hacer es abrir el archivo en HTML con uno de los dos programas. En nuestro caso, esto es lo que vemos cuando abrimos el archivo index.html con Notepad++:

Haz clic para ver a tamaño completo

De esta imagen nos interesa fijarnos en la disposición de un archivo HTML cuando lo abrimos en Notepad++, especialmente la división en colores y etiquetas. En esta captura, solo tenemos como texto traducible el título de la página >Handmade Burger Co <, que por ser el nombre comercial de la marca no vamos a traducir. Sin embargo, vemos que el texto traducible siempre viene presentado en negro y delimitado por los signos «mayor que» y «menor que» de nuestro teclado en color azul. Por lo tanto, cuando trabajemos en localización web en HTML solo tenemos que ubicar los segmentos de texto con este formato y sustituirlos por sus equivalentes traducidos.

A continuación tenemos algunos ejemplos de capturas de otras cadenas de texto traducible:

Haz clic para ver a tamaño completo

Haz clic para ver a tamaño completo

De estas capturas podemos concluir que las etiquetas no se traducen y gran parte del archivo quedará en el lenguaje original, normalmente en inglés. Pero esto es algo que no debe preocuparnos, pues estamos hablando de elementos no visibles en la página. No obstante, existe un tipo de elementos traducibles que no vienen presentados en negro pero no podemos pasar por alto: los títulos. Si el título de la sección es Home, tendremos que cambiar tanto el texto traducible como el título en sí de la etiqueta Home en color azul que lo precede, pues sirve para mostrarlo en las pestañas del navegador y los títulos de página. Sin embargo, debemos mantener el vínculo que enlaza al archivo original en inglés para que no se rompa la relación de la estructura de los archivos y carpetas.

Asimismo, vemos que dentro del texto traducible hay etiquetas y símbolos de formato propios de HTML, estos incluyen las tildes, la ñ y algunos otros caracteres que necesitaremos a la hora de traducir. Haz clic aquí para consultar estos caracteres especiales.

Con todo esto podemos ver que la localización web en HTML no solo consiste en traducir el texto que veamos en negro. De hecho, en este archivo tenemos cierto texto en negro que equivale a etiquetas y no es parte del texto traducible. En cualquier caso, este es fácil de reconocer incluso sin un amplio conocimiento técnico.

Aquí podemos ver texto negro NO traducible.

Ahora pasamos a traducir todo el archivo index.html —o archivos de la página en cuestión—. Una vez terminemos, solo tenemos que guardarlo y asegurarnos de que la estructura de carpetas sea igual a la original. Lo más importante de este paso es que los nombres de los archivos sean los mismos y su ubicación en la estructura de carpetas no haya cambiado.

En la próxima entrada veremos cómo localizar el último de los elementos que encontramos en una web HTML: las imágenes.

Para prepararte, puedes descargarte GIMP o Adobe Photoshop (en su versión de prueba). Y recuerda visitar el blog en los próximos días para enterarte de la tercera y última entrega de esta traduserie.

Si tienes alguna pregunta, déjanos un comentario para que resolvamos tus dudas.

Para saber más sobre Intrawords y sus servicios de localización web visita nuestra sección de traducción de páginas web.

Traducción de páginas web en HTML I: la estructura de carpetas

traducir página web con html

La traducción de páginas web es una de las vertientes más técnicas del ámbito traductor. Complicada desde el propio nombre, es necesario el término localización para reflejar la dimensión última de todo lo que implica la traducción de páginas web; ya que el proceso no solo se ocupa de la traducción de los textos, sino que también engloba la adaptación de elementos gráficos y culturales a un determinado contexto local —de ahí que hablemos de localización—.

Como expertos en traducción de páginas web, en Intrawords nos encanta sacar el máximo partido a las herramientas de software libre que pueden hacernos la vida más fácil como traductores. Ya hemos compartido algunas de estas anteriormente para hablar de subtitulación profesional, y hoy vamos a hacerlo para hablar de localización.

Así, te traemos la primera entrega de una serie de tutoriales para que aprendas a abordar la localización integral de páginas web en formato HTML. Es cierto que, en los últimos años, hay una preferencia por el lenguaje PHP. No obstante, los sitios web HTML han tenido un peso histórico muy importante. Por eso, a día de hoy, la red está poblada principalmente por páginas escritas en HTML; de hecho, muchos consideran necesario que los sitios web importantes estén escritos en HTML.

Algunas de las mejores páginas web escritas usando solo HTML

Tras esta pequeña reflexión sobre la importancia del HTML en la red tal y como la conocemos; vamos a empezar hablando de lo primero que debes conocer cuando te enfrentas a un encargo de traducción de una página web en HTML: su estructura de carpetas.

La estructura de carpetas de un sitio web HTML

A continuación, vemos una captura de pantalla de una estructura de carpetas típica de un sitio web programado en HTML. Esta se corresponde con la página que vamos a utilizar para los tutoriales de esta traduserie de localización de páginas web.

En este ejemplo vemos cómo, en muchas ocasiones, el lenguaje HTML no es precisamente intuitivo. Junto al archivo index tenemos una carpeta «images» que, en realidad, actúa a modo de carpeta raíz para el resto de archivos; tanto archivos de imagen como otros. Las que a nosotros nos importan están en la segunda carpeta «images». Como vemos, es muy importante explorar la estructura de carpetas al completo para no dejar de lado ningún archivo importante.

Esta estructura de carpetas puede variar sutilmente de unas páginas a otras; no obstante, este tipo de sitios web siempre se organizan en una suerte de árbol de carpetas vinculadas entre sí mediante enlaces internos que conectan los diferentes elementos.

Dentro de este «árbol» encontraremos archivos en numerosos formatos (HTML, JS, CSS, PHP y archivos de imagen como GIF o PNG). Lo más importante es saber con cuáles tenemos que trabajar y cuáles nunca modificaremos si no queremos dejar la página inservible. De este modo, los archivos que tenemos que tener controlados son los HTML y los de imagen, que suelen estar en formato PNG, GIF o JPEG.

Esto es muy útil para presupuestar encargos de localización, pues sabremos cuántas palabras hay que traducir en los HTML y cuántas fotos con texto tenemos que editar. Normalmente, en estos casos se utiliza un tarifado por palabras para los HTML y un precio fijo unitario para las imágenes. Por eso debemos tener en cuenta que algunas imágenes nos llevaran unos pocos minutos y otras podrán tenernos ocupados durante horas.

En este ejemplo, tenemos solo un archivo HTML para traducir, que se corresponde con la página principal o index. No obstante, es muy común encontrarse estructuras de páginas en HTML en las que cada archivo en dicho formato se corresponda con una sección del sitio.

En las próximas entregas de esta traduserie tutorial te explicaremos cómo localizar esos archivos HTML y cómo editar y traducir las imágenes con texto. Mientras tanto, puedes familiarizarte con este tipo de archivos descargándote cualquier sitio web seleccionando «Guardar página como…» o pulsando Ctrl+S en Google Chrome. Un buen profesional de la localización y traducción de paginas web tiene que entender el porqué de esta jerarquía de carpetas, los enlaces entre elementos y los archivos con los que se trabaja.

Te animamos a descargar Notepad++ y Sublime Text, dos programas gratuitos que utilizaremos en las próximas entregas y con los que podemos diferenciar fácilmente el texto que debemos traducir en un sitio HTML.

Si tienes alguna pregunta, déjanos un comentario para que resolvamos tus dudas.

¡Nos vemos en la próxima entrada de la traduserie, en la que seguiremos con la traducción de páginas web!

Para saber más sobre Intrawords y sus servicios visita nuestra sección de traducción de páginas web.

Traducción de archivos ITD en Trados

conoce al equipo de intrawords

 

El artículo que te presentamos hoy es perfecto si quieres empezar a meterte en el mundo de la localización y conocer cómo funcionan las agencias de traducción. La experiencia que tenemos en importantes proyectos de localización nos ha enseñado a estar abiertos a formas de trabajo diferentes, aunque estas nos parezcan poco convencionales. Hoy hablaremos sobre cómo utilizar Trados.

Una de las cosas que se aprende cuando trabajas en la industria es que los grandes publishers de videojuegos tienen, cada uno, su forma de localizar. Algunos pueden tener su propia plataforma para trabajar con sus títulos; otros tal vez solo usen XLIFF o quizá te pregunten si puedes trabajar con ITD. Puede que este último formato no te suene mucho, así que vamos a hacer un pequeño viaje en el tiempo.

Antes de adquirir Trados en 2005, SDL tenía un software propio llamado SDLX, que tenía esta interfaz:

Los archivos propios de SDLX eran los de formato ITD, algo que seguro han usado personas que llevan trabajando mucho tiempo con esto. Sin embargo, no es necesario que rebusques en lo más profundo de Internet para encontrar esta reliquia TAO. Trados te ofrece la posibilidad de traducir estos archivos, aunque tendrás que hacer pequeños ajustes cuando se los mandes a tu cliente.

En SDLX las celdas de traducción tienen colores diferentes dependiendo del estado en el que se encuentren, como se puede ver en la imagen más arriba: las celdas doradas son texto 100 % bloqueado, pues su propósito es aportar información sobre el contexto; la celda azul es una traducción confirmada; el color verde representa las coincidencias parciales (fuzzies), tanto de la memoria de traducción como internas del propio archivo; el color naranja representa las coincidencias 100 % internas, y por último, la celda gris es una traducción sin confirmar.

¿Y por qué te contamos esto? Porque Trados en su configuración predeterminada presenta un par de problemas respecto al arcoíris de SDLX. Lo primero es que no podrás ver ninguno de estos colores en Trados. Simplemente verás porcentajes, en el caso de las 100 % y las fuzzies, y los estados de las strings propios de Trados (borrador, traducido, aprobado, etc.). Lo segundo, y más problemático, que al no poder ver estos colores no sabrás si las 100 % doradas han pasado a ser azules en tu archivo final.

Este simple cambio de color puede suponer un gran problema, y es que, si tu cliente almacena tu trabajo en memorias de traducción de SDLX y tus celdas de contexto ahora están de color azul, entonces el contexto también se guardará en la memoria como si fuera texto traducido. Además, el archivo resultante no se correspondería con el que recibimos del cliente; y respetar las características del archivo original es una máxima en cualquier proyecto de traducción y localización.

Con un simple cambio en la configuración de Trados, te librarás de este quebradero de cabeza.

Cómo ajustar Trados para trabajar con ITD

Inicia Trados sin abrir ningún archivo. Ve a Archivo > Opciones. En el árbol desplegable busca “Tipos de archivo” y dentro de esta sección selecciona SDL Edit. Haz clic en General y encontrarás lo siguiente:

Simplemente tienes que desactivar la opción “Confirmar coincidencias 100 % automáticamente” y hacer clic en Aceptar. Así, todos los archivos ITD que abras en Trados diferenciarán los segmentos de contexto (no confirmado) de los segmentos de traducción (confirmados).

De esta forma, cuando Trados abra un archivo ITD no tendrás ningún problema con tu archivo final y quedarás como todo un profesional de la localización.

¡Nos vemos en el próximo tutorial de Intrawords!