UA-57717374-1

En la última entrada de esta traduserie creada pensando en el Recién graduado, te traemos a Dani, el miembro más reciente del equipo de Intrawords. Queremos que sus experiencias te inspiren a la hora de conseguir un trabajo de traducción profesional cuando termines tu formación.

Nuestro Project Manager de subtitulado y TAV tenía claro, desde muy joven, cómo quería canalizar sus inquietudes y, en Bachillerato, empezó a medir cada nuevo paso que daba; algo que parece muy difícil a ciertas edades, pero que es garantía de éxito en tu futuro profesional. Actualmente, Dani está al frente de importantes proyectos de subtitulado y traducción para doblaje, así como de localización de videojuegos.

Daniel Alvir

Ahora, os dejamos con Dani para que conozcáis su historia de primera mano:

Cómo se interesó Dani por la traducción profesional

«Desde que tengo uso de razón me han gustado cuatro cosas: la lectura (en gran parte de cómics), la música, los videojuegos y el inglés. No es de extrañar que, cuando llegó el momento de elegir una rama en bachillerato, escogiera Humanidades. A partir de ahí, a medida que empecé a ser más consciente de la importancia de las decisiones que iba a tomar, barajé varias opciones: periodismo, traducción y filología inglesa. No tenía muy claro cuál quería que fuera mi futuro, así que me decidí por esta última porque me parecía que ofrecía un abanico de oportunidades más amplio. Pero, en el fondo, sabía que quería dedicarme a la traducción profesional».

Practica y fórmate por cuenta propia

«Antes de empezar el último curso del Grado en Estudios Ingleses en la Universidad Autónoma de Madrid, decidí especializarme en la rama de traducción. Con este objetivo en mente, pasé dos semanas en verano colaborando con una traductora autónoma en Grecia, aprendiendo más sobre el proceso de traducción asistida, la gestión de materiales y los recursos documentales. Este fue mi primer contacto real con la traducción profesional. Al finalizar mis estudios de grado, empecé a cursar el máster de traducción en el Instituto de Lenguas Modernas y Traductores de la UCM».

Cuando tus aficiones coinciden con tu futuro laboral

«Por casualidades del destino, el verano previo a iniciar este Máster retomé mi afición por los videojuegos (que tenía bastante abandonada desde hacía un tiempo) y, cuando empezó el primer curso, descubrí que tenía un seminario de traducción audiovisual enfocado a la localización. Me di cuenta de que podía unir mi afición a los videojuegos con mi posible futuro laboral y sabía que no podía dejar pasar la oportunidad de aprender todo lo posible. Y la sorpresa llegó cuando me ofrecieron un puesto de becario durante un par de meses. A partir de ahí, cambió por completo mi visión del ámbito laboral. Desde el primer momento, aprendí todo tipo de competencias y me encontré con proyectos de localización multilingüe muy variados: conocidos triples A del género bélico, deportivo y de aventuras; juegos para móviles; títulos de desarrolladoras independientes, cada vez más en auge en los últimos años… Y entonces empecé a participar en proyectos de subtitulado y doblaje: gestión de materiales, inserción de subtítulos, mezcla de pistas, exportación del producto final y mucho más».

Un aprendizaje no solo técnico

«Parece mentira, pero ya ha pasado más de un año desde que entré en Intrawords (no sé cómo siguen aguantando mi TOC) y todavía aprendo algo nuevo cada día. Desde aspectos técnicos como herramientas de gestión, traducción, revisión y edición de vídeo hasta aspectos más humanos como el trato con clientes, compañeros y vendors. No es solo un trabajo, está siendo todo un viaje».

Esperamos que la historia de Dani te motive para seguir formándote como traductor. Si estás interesado en las experiencias del resto de miembros del equipo, visita las entradas de Yaniry y Alba.